Oscuros fantasmas sobre La Romareda

Oscuros fantasmas sobre La Romareda

Igual que sucedió en Soria, el zaragocismo vuelve a indignarse con un arbitraje. El Real Zaragoza tuteó al Nástic pero gracias al ‘otro’ fútbol, los tres puntos volaron de la capital del Ebro. 

Siempre duele perder. Pero duele mucho más perder con 24.000 almas mirando cómo te juegan la ‘vida’ por subir a primera división. El día que La Romareda presentó la mejor entrada de toda la temporada, el Real Zaragoza perdió frente al Nástic de Tarragona (0-1). Pero no solo duelen los tres puntos perdidos. Duelen las formas y duelen mucho algunas de las cosas que se presenciaron en el municipal zaragozano. Duele el penalti fallado por Lanzarote (que hubiera significado el empate) y duele ver como el ascenso directo se torna en una meta complicada para los blanquillos.

La última jornada disputada en segunda división no trae ninguna buena noticia para el Real Zaragoza. Normalmente, de una derrota se puede sacar algún detalle que maquille la tristeza, pero en esta ocasión no parece que ningún zaragocista consiga hacerlo. A la derrota frente al Nástic se suma la victoria del Alavés, que estaba acosado por sus perseguidores pero que ha mantenido la compostura y ahora es líder en solitario de segunda división. El Real Zaragoza baja hasta la quinta posición y ahora es el ‘acosado’: Oviedo, Alcorcón y Córdoba están a solo dos puntos de los hombres de Carreras.

El zaragocismo, indignado

Al terminar el duelo contra en Numancia, el Real Zaragoza explotó contra los árbitros. El club se siente dañado por el estamento arbitral y así lo hicieron saber. Sin tapujos, Christian Lapetra calificó de “vergüenza” el arbitraje vivido en Soria. Fruto de estas declaraciones, el CTA interpuso una denuncia y la plana mayor del club blanquillo se reunión con el presidente de los árbitros, Sánchez Arminio, al que comunicaron lo mismo que delante de los micrófonos. Una semana después, cuando la lógica dicta que las aguas deberían haberse calmado, el zaragocismo vuelve a clamar contra el hombre del silbato. ¿Por qué?

  • El Nástic consiguió la victoria gracias a un penalti por una supuesta mano de Isaac. Una acción que podría ser de todo menos mano. A esto se añade que la jugada provenía de una falta previa sobre un jugador del Real Zaragoza.
  • En el minuto 90, Lanzarote coge el balón para lanzar otra pena máxima. El empate se huele en el ambiente pero antes de que se lance la pena máxima sucede de todo sobre el área: el portero del equipo catalán provocó a Lanzarote durante un par de minutos en una acción nunca vista. Mientras tanto, con el árbitro claramente superado por los acontecimientos, algunos jugadores rivales machacaban el césped sobre el punto de la pena máxima, nadie sabe muy bien para qué. Esta acción desquició a los jugadores del Real Zaragoza que –evidentemente- discutieron con sus homólogos sin que el colegiado pudiera controlar la situación. El desenlace ya lo conocemos: penalti fallado y tragedia en el municipal.

Carreras: “Seguimos creyendo”

“Estamos encontrando, no piedras, sino rocas y parece que hay un ambiente enrarecido. Pero creemos y hay otras vías para mirar arriba”. Son palabras del entrenador del Real Zaragoza, que intenta mantener las expectativas hasta el final. “Nadie dijo que fuera fácil”, aclaraba antes de concluir que pensando de “tres en tres” todavía es posible aspirar a todo. La liga no ha terminado.

Deja una respuesta